Causas del Aumento de Peso

Septiembre 9, 2014
23

Un número de factores que afectan la ganancia de peso, incluyendo el peso que se instala en tu parte inferior del cuerpo es la genética.

La genética es un factor primordial con respecto a cómo se distribuye el peso; que tiene el potencial para dictar ciertas condiciones médicas tales como la obesidad.  Los hábitos formados desde el principio de tu vida  contribuyen a un cuerpo con sobrepeso que se pueden trasladar a la edad adulta. La dieta, el nivel de ejercicio y el envejecimiento afectan la cantidad de peso que llevas.

Hormonas y otros factores

El cambio de los niveles de hormonas y tiempos de transición, como la pubertad y la menopausia, pueden afectar el aumento de peso - junto con otros factores como el ejercicio y ciertos medicamentos. El ejercicio adecuado y la dieta han demostrado ser eficaces en el alivio de los efectos negativos de algunos de estos factores y facilitan las transiciones hormonales. Los ejercicios cardiovasculares como caminar, correr, ciclismo y remo elevan tu ritmo cardíaco y queman calorías adicionales.
Se recomienda realizar 150 minutos de actividad aeróbica a la semana  - aunque puedes que tengas que hacer más por la pérdida de peso.
Muchos adultos se quejan del aumento de peso a medida que se van acercando a sus años medios. Ya que tu gasto de calorías disminuye y tu metabolismo se ralentiza de forma natural con la edad. Puedes encontrar que tu dieta habitual y la rutina de ejercicios ya no son suficientes en mantener el peso perdido.

Comer más calorías de las que estas quemando se traducirá en el aumento de peso. Se recomienda volver a evaluar tu dieta y hacer los cambios necesarios, tales como cortar el consumo de carbohidratos con almidón y la inclusión de proteínas más magras. Una consulta con un nutricionista calificado puede ayudarte a empezar.


En adición de entrenamiento de intervalos a tu rutina de ejercicios puedes cambiar las cosas lo suficiente para conseguir que  la escala se mueva en la dirección correcta. Si normalmente caminas 30 minutos a 3 kilómetros por hora, trata de añadir cuatro de 30 a 60 segundos y 4 intervalos de velocidad mph. Realiza esto dos o tres veces a la semana.

Por otro lado - La falta de sueño o el sueño de mala calidad puede inferir en los niveles de energía también, al punto en el que el ejercicio pareciera imposible.

Por desgracia, todos estos factores pueden contribuir al aumento de peso  - si te impiden hacer ejercicio o comer adecuadamente. La programación de un tiempo con un profesional de la salud puede ayudarte a abordar determinadas cuestiones y ayudarte a volver a la pista.
Puedes hacer ejercicios alternativos o modificados que se pueden hacer sin agravar una lesión. Puedes hablar con alguien que entienda y te pueda dar una nueva perspectiva sobre la importancia de cuidarte a ti misma.

Esos genes molestos

Cómo llevas el peso está dictada en gran medida por los genes. Si eres propensa a engordar la mitad inferior del cuerpo, cualquier aumento de peso es probable que aparezca primero en esa zona. La genética también puede determinar ciertas condiciones médicas relacionadas con el aumento de peso, tales como la digestión lenta, deficiencias de vitaminas y una tiroides lenta.

El hipotiroidismo es una condición en la cual la glándula tiroides no produce suficiente hormona. Un síntoma es un metabolismo lento que conduce al aumento de peso. Las pruebas simples pueden descartar estas posibilidades si has intentado varias veces para bajar de peso sin ningún resultado. El conocimiento de tu historial médico familiar es una información importante para compartir con tu médico y puede ofrecer pistas vitales en la solución de tus problemas de peso en el cuerpo.

Similares

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *