Como prevenir enfermedades

agosto 20, 2014
8

El debate sobre si la mente y el cuerpo están separados ha terminado oficialmente. Durante los últimos 50 años, los científicos han descubierto que no sólo la mente y el cuerpo están conectados, sino que están íntimamente e inextricablemente entrelazados.

Lo que finalmente consiguió el argumento es la psiconeuroinmunología, un campo de la ciencia que estudia la interacción entre la mente, el cerebro y el sistema inmunológico.

Uno de los primeros estudios de PNI se publicó en el año 1993. En este estudio, los investigadores pidieron a un grupo grande de personas  llenar encuestas y luego les dieron un spray nasal, ya sea con el virus del resfriado común o solución salina ( los sujetos no sabían cuál de ellos estaban recibiendo). Los investigadores encontraron que las personas que reportaron  que tenían mayor estrés desarrollaron un completo resfriado, mientras que los que estaban menos estresados fueron más capaces de luchar contra ello, independientemente de la persona de la edad, el peso, la dieta u otros factores.

Cómo el estrés nos enferma
Los investigadores han descubierto por qué el estrés nos enferma. Estudios PNI han demostrado que los estados emocionales como el estrés, el miedo o la ira envían señales a las glándulas maestras en nuestro cuerpo para liberar ciertas hormonas, como el cortisol, la adrenalina y la epinefrina. Estas hormonas estimulan nuestras células que inician el momento de luchar o huir - que como resultado, tu cuerpo vuelve su atención lejos de cosas como la digestión de nutrientes y la lucha contra la enfermedad y en su lugar aumenta tu presión arterial para que pueda ejecutar desde ese enfoque.

En cambio, tenemos un sinfín de listas de tareas pendientes, el miedo al fracaso, el resentimiento - lo que sea. Cuando las vacaciones por fin llegan y nuestros cuerpos cambian de modo de lucha o huida, ¿qué sucede? Nos enfermamos. Eso es porque mientras se estaba ejecutando de esas reacciones emocionales (léase:  la lista de tareas) en los últimos meses, tu cuerpo estaba ignorando deliberadamente cualquier tipo de virus o infecciones bacterianas que se acumulan teniendo la oportunidad de reducir la velocidad y tratar con ellos. Por desgracia, es el tiempo de tus vacaciones.

¿Qué se puede hacer? Bueno, al igual que tus glándulas maestras liberan hormonas inmunosupresoras cuando te sientes estresado o preocupado, también tienen la capacidad de liberar las hormonas de estimulación inmunológica cuando te sientes feliz o relajado. Estas "drogas" de producción propia incluye la serotonina, la dopamina, la relaxina y oxitocina. Cuando estas hormonas poderosas lleguen a su torrente sanguíneo, que envían señales a tu cuerpo para producir más células inmunológicas.

Incluso cinco minutos de risa o la felicidad puede aumentar significativamente el número de células blancas de la sangre, las células asesinas naturales.

Debido a lo que el PNI ha descubierto acerca de la conexión inmediata entre nuestras emociones y el sistema inmunológico, no es de extrañar que la gente que estudió presta especial atención a sus emociones en su afán por mejorar.

La clave se encuentra en encontrar los nueve factores curativos, tres de los cuales involucran directamente a tus emociones:

1. Liberar emociones reprimidas
2. Aumentar las emociones positivas
3. Abrazar el apoyo social

Ya se trate de liberar el estrés con ejercicio, riéndose de un vídeo de YouTube o caricias el gato o de la familia,  los desplazamientos de una dosis diaria de oxitocina es una prioridad, a la altura de tomar suplementos de aceite de pescado o sus medicamentos recetados.

Cuando se trata de luchar contra el cáncer, fortalecer el sistema inmunológico es una de las mejores cosas que puedes hacer,  Como ahora sabemos de la psiconeuroinmunología, la gestión de sus emociones es una poderosa manera de estimular el sistema inmunológico. Y puesto que la estimulación del sistema inmunológico es una buena idea para todas las personas que quieren estar sanos, seguir adelante y divertirse hoy - incluso si es sólo por cinco minutos.

Similares

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *