Entrenamiento aerobico

Septiembre 26, 2014
27

Los métodos de entrenamiento aeróbicos son el principal tipo de ejercicio utilizado para entrenar a los atletas de resistencia, como los corredores de maratón. A diferencia de los ejercicios de entrenamiento de fuerza, el entrenamiento aeróbico tiene como objetivo mejorar tu resistencia cardiovascular global, mientras realizas  la quema de calorías. En respuesta al entrenamiento aeróbico regular, el cuerpo presenta una variedad de beneficios, tales como la mejora de la capacidad aeróbica y una menor probabilidad de lesiones.

Definición

El entrenamiento aeróbico se define como una serie de ejercicios de resistencia diseñadas para aumentar tu ritmo cardíaco durante un período de tiempo. A medida que la demanda en los músculos y los aumentos de oxígeno, tu cuerpo responde aumentando tu frecuencia respiratoria para ayudar a maximizar la cantidad de oxígeno que circula en la sangre. En términos generales, los atletas que se someten a ejercicios de entrenamiento aeróbico regular pueden esperar que tu corazón, los pulmones y los vasos sanguíneos transporten el oxígeno más eficientemente. Los ejercicios aeróbicos más comunes utilizados en el entrenamiento aeróbico incluyen: caminar, andar en bicicleta, trotar, nadar, bailar, aeróbic acuático, entrenamiento elíptico y carrera a campo abierto.

Debido a sus ventajas sobre el sistema  cardiovascular y respiratorio, el entrenamiento aeróbico con frecuencia se traduce en beneficios para la salud a largo plazo. Afortunadamente, estos beneficios se extienden a los no atletas, así, e incluso pueden ofrecer algún alivio terapéutico para los pacientes que sufren de enfermedades crónicas específicas.


Cómo funciona

El buen rendimiento en cualquier tipo de actividad de resistencia - como correr o deportes - se basa en su capacidad aeróbica. Si estas participando en el entrenamiento aeróbico, lo más probable es tratar de llegar a la zona aeróbica individual, o el rango de la frecuencia cardíaca, por el tiempo que se puede manejar de forma segura por entrenamiento. Esto por lo general asciende a ejercicios aeróbicos que duran entre 30 y 60 minutos. A medida que tu cuerpo se involucra en el ejercicio aeróbico regular, comienza a responder mediante la mejora de la fuerza, la eficiencia y la salud general de tu sistema cardiovascular y respiratorio. Esta respuesta se traduce directamente en algunos incentivos importantes para los atletas, entre ellos: la reducción del tiempo de recuperación, la utilización de la energía mejorada y el aumento de la capacidad aeróbica. En términos técnicos, estos beneficios se producen como resultado de las respuestas cardiovasculares y respiratorias, como el aumento de consumo máximo de oxígeno, mejora el umbral de lactato y la intensidad de la frecuencia cardíaca máxima mejorada.

Similares

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *