Que no hacer en el gimansio

septiembre 22, 2014
27

1. Si  estás enfermo mejor quédate en casa.

La  Tos y estornudos durante una clase de fitness o el levantamiento de pesas, mientras dejas un rastro de microbios desagradables a la espera de infectar al resto del gimnasio no es aconsejable. Si te dispones  a hacer algo de ejercicio mientras estás luchando contra un resfriado, debes optar por una sesión de ejercicios en el hogar - tal vez tu favorito DVD o un entrenamiento al aire libre seria mas apropiado, si decides hacer ejercicio en el gimnasio, se respetuoso con los demás y asegúrate de limpiar adecuadamente todo el equipo que se utiliza , esto es algo  siempre se debes hacer, con resfriado o no.

2. Limita tu tiempo de cardio

Muchos gimnasios limitan sesiones de cardio en las máquinas, por lo general de 20 o 30 minutos. Negarse a dejar las maquinas de cardio designados a la persona esperando detrás de ti no es justo. Los plazos de máquina de cardio se ponen en marcha por una razón, ya que aseguran la oportunidad para cada deportista para sacar el máximo provecho de tu tiempo en el gimnasio, especialmente durante las horas pico. Si quieres entrenar más inteligentemente, se recomienda saltar en la elíptica, con un límite de tiempo de 30 minutos, sacar el máximo provecho del tiempo que tienes, levanta la intensidad con intervalos. Muchos estudios muestran que estos entrenamientos más cortos queman más calorías durante horas.

3.  Seamos realistas, cada gimnasio tiene personas que coquetean. El sudor y todo lo que la respiración pesada puede hacer que sea tentador mirar y se ciernen sobre la cinta de correr de tu vecino/a. Cuando estás en el gimnasio tu tiempo debe ser dedicado centrarse en tu propio entrenamiento. Debes  prestar atención a lo que estás haciendo (o lo que estás levantando). Esto no sólo asegura que otros deportistas se sientan cómodos en tu presencia, pero puede ayudarte a evitar lesiones y sacar el máximo provecho de tu tiempo pasado en el gimnasio.

4. Vestirse adecuadamente  - shorts, camisetas de tirantes y sueltas, ropa holgada que se ven atrapadas en una máquina puede representar un peligro para toda la moda por varias razones. Mientras que la ropa no tienen por qué ganar el entrenamiento, la ropa adecuada, sin duda puede mejorar tu experiencia de ejercicio y ayudará a evitar cualquier atención no deseada. Usar ropa que ofrece una cobertura adecuada y el sistema más adecuado para permitirte hacer todo, desde sentadillas hasta ejercicios aerobicos con confianza y facilidad. Si tienes  la ropa  demasiado apretada puede restringir tu rango de movimiento, lo que puede hacer que tu forma sufra. La ropa holgada y / o pantalones demasiado largos pueden quedar atrapados o enganchado en algo que pueden tropezar con ellos y lastimarse.


6. Mantén los consejos no solicitados para ti mismo -  nadie le gusta que le digan qué hacer, sobre todo a partir de un sabelotodo extraño. Incluso si eres un entrenador, a menos que estés trabajando en ese gimnasio, mantiene tus opiniones para sí mismo.  Si ves a alguien haciendo un ejercicio que lo pone en peligro o en riesgo de lesión a través del tiempo y que son legítimamente interesados, de inmediato hacerle saber al entrenador más cercano en el personal y hacerles saber acerca de lo que observó. Un entrenador calificado sabe cómo acercarse a la gente de una manera positiva y productiva para que el miembro de un gimnasio se siente seguro, no 'castigado' o avergonzado.

7.  Recuerda no utilizar  la fuente de agua para rellenar tu botella gigante de 64 oz -  mantenerse hidratado durante tu entrenamiento es importante, sobre todo en los días calurosos. Recargar la botella delante de la fuente  crea un cuello de botella de los miembros del gimnasio sedientos esperando en la cola detrás de ti.  Se recomienda cedar el derecho de paso. Paso a un lado para la gente que quiera un trago rápido o dos y puedan volver a hacer ejercicio. Y para evitar la propagación de gérmenes no toques el grifo de la fuente a la boca de la botella .

8. Mantén tu bolso del gimnasio en un armario, no a los pies de otros ejercitadores La única cosa peor es dejar caer un peso sobre el pie del que está ejercitando porque tropezaste con bolsa de deporte de alguien tendido en el suelo. Utiliza las taquillas del interior del vestuario o cerca de la zona de entrenamiento. Si tienes miedo de que tu armario se pueda romper, es recomendable dejar las cosas en tu coche.

Similares

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *